No se puede trabajar sin tener lo necesario para desarrollar en condiciones el trabajo, es muy complicado ser efectivo y productico si no tienes lo necesario para que todo vaya bien, y esto pasa, doy fe de ello.

Mi hijo ya nació hace siete años, el niño nació sano y fuerte pero a las seis horas de nacer tubo unas convulsiones neonatales que lo enviaron a la uci durante doce días. Afortunadamente todo quedó en un gran susto sobre todo porque era primeriza y no tenía ni idea de lo que me estaba pasando. La cuestión es que durante la estancia de mi hijo en el hospital pude observar ya que yo estaba allí desde que amanecía hasta entrada la noche para poder dar el pecho a mi hijo, pude darme cuenta de las carencias a las que estaban sometidos los niños y el personal del hospital, hablo solo de la zona de pediatría que es la que yo visité. No había esponjas para lavar a los bebés, ni crea para después del baño, los niños usaban tetinas en las que habían metido una gasa para que no cogiera aire como chupetes. Cuando le pregunté a una enfermera por la situación me dijo que no había ni para comprar empapadores para las cunas y los nidos.

Una verdadera pena tratándose de bebés algunos de ellos en situaciones muy críticas que tuvieran que abstenerse de cosas que les hacían falta. Los padres que por allí andábamos al cuidado de nuestros pequeños éramos totalmente conscientes de la escasez de muchas cosa incluso del gel desinfectante que utilizábamos cuando pasábamos a la sala esterilizada para alimentarlos.

Qué horror tener que trabajar sin lo preciso, tener que improvisar para que todo vaya rodado, no sé como estarían en las demás plantas del hospital, pero me imagino que si así estaban los bebés, los adultos no podían estar mucho mejor, imagino que no habría pijamas o sábanas para cambiarlas, o toallas para las duchas de los enfermos.

A pesar de las circunstancias no me puedo quejar, a mi hijo lo atendieron muy bien durante los doce días que estuvimos allí, y a mí también, hice hasta amistad con algunas enfermeras que a día de hoy perduran. El hospital sigue abierto aunque la verdad es que no se en qué condiciones porque afortunadamente, no he tenido que volver a él para nada en absoluto