Cuando sufrimos un accidente de tráfico, todo es confuso y acabas en estado de shock. La verdad es que es difícil saber qué hacer y no perder la compostura, en muchos casos se ven episodios de histeria por lo que acaba de suceder, dependiendo eso sí de la magnitud del accidente.
Si el accidente es por alcance, es decir el coche que va detrás de ti te golpea o el de delante frena y tú le das y si este es a poca velocidad como puede ser en los semáforos o en los atascos, pues la repercusión es mínima y apenas habrá daños. Si el accidente acaba con el coche siniestrado esto es ya más grave. Lo principal es intentar ponerse a salvo, hacer un recuento de daños personales como encontrar las heridas y los dolores de los que nos aquejemos tras el golpe, seguidamente comprobaremos si hay más personas involucradas la magnitud de sus daños y heridas. Avisaremos a las autoridades, la guardia civil se encargará de hacer un atestado en el que se expondrá todo lo que ha pasado, así que despreocúpate de los pormenores y preocúpate por tu estado.

Las compañías de seguros se encargaran de todo lo concerniente al vehículo y a las indemnizaciones de ser precisas, lo mejor es determinar que ha pasado y quien a sido el causante del accidente para poder aligerar todos los trámites lo antes posible. Si no tienes nada que esconder como consumo de alcohol o drogas no tendrás problemas graves para poder explicar el accidente, si el otro conductor involucrado no quiere colaborar toma nota de todos los datos que puedas para poder defender tu postura frente la autoridad.

Si no hay heridos graves, es importante abrir un parte de los daños del vehículo para poder reclamar el arreglo de los desperfectos causados, si la cosa no se aclara lo mejor es que se persone un perito para hacer constar los daños de ambos vehículos y así poder llegar a un acuerdo entre las dos compañías, también puede pasar que la compañía aseguradora sea la misma para ambos conductores y el problema sea menor ya que todo queda en casa.

En estas fechas de vacaciones y salidas a fiestas populares de los pueblos se generan  cientos de accidentes todos los días. Cuando salgas con el coche sé prudente, no corras, lo importante es llegar, lo de menos es cuando.