El derecho a heredar está recogido en España en el código Civil y es un derecho de legítimo de los hijos frente al deceso de los padres, pero en todos los casos la ley ampara esta sucesión y para ello estipula unos supuestos. Con mucha más asiduidad de la que pueda parecer en principio, los abogados herencias como http://abogadosmadridlegal.es/ tienen que ser requeridos para solventar los muchos y variados elementos que se presentan de cara a una sucesión de bienes o patrimonio.

 

La palabra testamento va ligada directamente a la herencia, lo cual viene abre otro escenario que es el de los tipos de testamento, quienes pueden hacerlo y cómo se hace. Además, otro gran panorama es el que califica a los herederos, quiénes son, cómo reconocerlos, qué deben hacer y saber y cómo tienen que comportarse ante el fallecimiento de un familiar cercano.

 

Sin embargo, puede darse el caso de la ausencia de testamento, algo que afecta también a los herederos y cuya información al respecto, interesa especialmente. Además, el concepto de “legítima” va ligado a los preceptos establecidos por la Ley y en relación a los sobrevivientes al finado, algo que cada caso presenta de manera única y singularmente personalizada.

 

Por otra parte, hay diferencia entre herencia y legado, situación que puede producirse cuando alguien que no es heredero recibe un bien material o inmaterial, pero que incluso puede ser superior al de la herencia de los familiares. Como igualmente se dan los casos de herencia y usufructo, dos conceptos que pueden ir unidos pero cuyas características les diferencian en varios puntos y matices.

 

En ocasiones se produce una desheredación, así como la aceptación o no aceptación de la herencia. Impugnar un testamento sería otra de las acciones tras la apertura del mismo, amén de identificar qué es un albacea y cuál es su función.

 

Estas y otras muchas circunstancias rodean a la labor profesional de los abogados herencias, un colectivo que trabaja incansablemente en una Derecho enormemente amplia y de enorme importancia. Sobre todo cuando se trata de herencias complejas donde hay conflicto de intereses entre los herederos, a los cuales también se añaden las diferencias regionales en cuestión de herencia de patrimonio.

 

Y es que el régimen legal aplicable a las sucesiones en España, depende del lugar en el que el fallecido tuviese su última residencia, y por tanto viene determinado por el Derecho de determinado territorio como es el Derecho Foral que aplica en determinadas Comunidades. Esto se agrava sobre todo si el fallecido no dejó testamento porque este derecho “atípico” establece modificaciones en relación con las llamadas “legítimas”.